Blogia
Espacios de Hilbert

Un año que empieza

Un año que empieza Mientras las cifras engordan más y más, aquí en occidente hemos estrenado un año nuevo. La verdad es que no parece que este 2004 haya sido un año para retener en nuestra memoria; a ciertas pseudo-alegrías y celebraciones le han seguido noticias tan tristes que prácticamente borran de nuestra memoria cualquier recuerdo feliz, además ¿qué hay comparable a la desgracia que ahora sufren los habitantes del Índico? No hemos tenido ninguna noticia a lo largo de todo el año del mismo calibre pero sentido opuesto, y al paso que vamos no creo que la vayamos a tener en el 2005. Algo comparable sería... "250000 niños africanos han conseguido acceso a recursos alimenticios y educación idénticos a los que encontramos en el primer mundo" ¿Verdad que suena a fantasía?

Supongo que en estos instantes del primer día del año es cuando las listas de buenos deseos e intenciones hacen su agosto pero está claro que tales objetivos son demasiado ambiciosos, así que habrá que conformarse con que no vuelva a suceder, seamos humildes en nuestros deseos, que aunque desear es gratis no es cuestión de engañarnos con las espectativas.

Hasta otra y feliz año a quien quiera que sea que lea estas líneas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

El Forastero -

Que los buenos deseos duren m'as tiempo, que el año sea interesante, blah blah. Lo importante es que salga todo lo bien que podamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres